aaa

Cantata al mar (II)

1.- Dice el Agente en La Haya:

Bolivia no tendrá paz 

mientras sufra las tenazas 

de mediterraneidad.

Dice la gente que haya 

algún tribunal capaz 

de ver que los bolivianos

aspiran al bien y al mar.

Dice el Agente: Bolivia 

presentó un SOS en La Haya, 

un reclamo de justicia,

pero, pues, Chile soslaya.

Dice la gente: Tratados 

que se burlan del honor 

deben dejarse de lado. 

¡Que chille Chile, señor!

 

2.- Boliviano enclaustrado 

como en pecado mortal, 

no canto al Crucificado 

sino al que anduvo en el mar.

No al que habla en el desierto, 

al que sangra, muere y ya. 

Al otro que hace alimento 

del imposible maná, 

al que resucita muertos, 

al que multiplica el pan, 

al que nos lleva a buen puerto… 

¡al Cristo del  Litoral!

3.- ¿Y por qué solo a Chile le reclaman 

si de otros fueron pasto de invasión?, 

dice el rapaz,  y con toda paciencia

hay que explayar la vieja explicación: 

En el tiempo del auge de la goma 

nos invadió Brasil toda Bahía; 

por la siringa se apoderó del Acre… 

pero nos quedó vasta Amazonía. 

Se llevó Paraguay tamaño Chaco, 

mas retuvimos la soberanía 

del suelo petrolero del Sudeste 

y la Cuenca del Plata y la energía.

Pero al Oeste, la atroz satrapía,

con el Pacífico vetado a la mala 

quiere privarnos de la cualidad 

marítima, aimarina, propietaria 

del intenso y extenso Litoral. 

Y eso es malo entre vecinos 

que se deben respetar. 

Y eso nos llevó al extremo 

¡de en Dios y La Haya esperar!

 

4.- Llora, llora Bolivia por su marido, ay su mar ido. 

Enloquecido, en lo que he sido, en lo que es ido.

 

5.-  Al norte de Antofagasta, 

como inaugurando el mar, 

está abierta La Portada 

y no podemos pasar. 

Las altas olas avanzan 

saltando a todo bailar, 

igual que nuestra Diablada 

cuando asoma el Carnaval. 

Ángel del sueño que marca 

con su espada la heredad: 

aguas del Lauca y Silala 

y el emporio del Salar.

 

6.- En el Marifiesto hay 30 palíndromas (que se leen al derecho y al revés). 

De ese palindromar tomamos tres: 

Abaroa oraba. Amala Calama. Allá mar a faramalla.

 

7.- Cantata para La Haya (Concierto en A): 

Hasta La Haya vaya la palabra 

alzada, clara, mas nada amargada.

Clamar al mar la amada paz varada.

 

Faltan Taltal, Atacama,  Calama, 

a la mala raptadas, asaltadas 

a mansalva, atalayas. Faltan  playas 

para danzar la saya anaranjada. 

Avanza al avatar  la caravana 

a cantar llana  alabanza mañana, 

a la mar ya sagrada, al pan, al alba…

Jallalla Pachamama: ¡alza a La Haya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − = 1