Las espinas de Espinal

         (Más Aquí del plagio)

Desde ayer que no aparece

que amarga se hace la espera

y en el rumor sin frontera

la mala sospecha crece.

 

Hay que encontrar a Espinal

lleva su humildad por traje

tiene ojos color coraje

y un aire de manantial.

 

Suele ser Lucho Espinal

solidario en las arenas

en las malas y en las buenas

de su pueblo mineral.

 

Es idéntico a sí mismo

en cine, radio, tevé

y explaya su periodismo

con talento y buena fe.

 

Es una tea encendida

sobre el pesar de las brumas

en las altivas columnas

espinales de la vida.

 

Ay espinas de Espinal

letras del abecedario

cuando escribe el proletario

Liberación nacional.

 

Puede estar Lucho Espinal

con su silencio maduro

sentado en el extramuro

de algún barrio marginal.

 

Él palpita en la amistad

de hombres niños y mujeres

sus manos son dos talleres

que fabrican libertad.

 

Hay que hallarlo en el terreno

dando el combate de frente

con la granada inminente

de su corazón de trueno.

 

Tiene una opción preferente

por las personas sencillas

y a los pobres de las villas

da su amor espinalmente.

 

Si encuentras a alguien así

si lo hallas en tu sendero

danos de su paradero

todas las señas “Aquí”

 

Ay espinas de Espinal

letras del abecedario

cuando escribe el proletario

Liberación nacional.

 

Jorge Mansilla Torres

La Paz, 28 de marzo de 1979

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − = 4