AUTOR: EDUARDO POCAI

ME RETA LA RETAMA

 

Era La Paz ciudad de la retama

que brotaba floral en cualquier lado,

en el jardín humilde o en El Prado.

las paredes se orlaban con su rama.

Una infusión relaja la migraña,

ayuda al corazón en su trabajo

de sostener el paso calle abajo

o cuesta arriba en la ladera huraña.

Qué ingratitud con la flor amarilla,

que el habitante de la adusta villa

vuelva al amor por la sencilla dama,

igual que la memoria reprendida

porque te quise ayer y se me olvida…

¡Era la Paz ciudad de la retama!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − 6 =